+2500
Empresas han confiado en nosotros
51,5k
Personas que hemos formado
13
años de liderazgo

Openshift VS Kubernetes

¡Bienvenidos a esta completa y detallada guía comparativa sobre las diferencias clave entre OpenShift y Kubernetes! En este tutorial, exploraremos las fascinantes características y funcionalidades de ambas plataformas, lo que te permitirá tomar decisiones informadas al seleccionar la opción más adecuada para tus necesidades.

Logo de Kubernetes y Openshift

¿Qué es Kubernetes?

Kubernetes es una poderosa plataforma de orquestación de contenedores de código abierto que facilita la administración y el despliegue de aplicaciones en contenedores. Permite automatizar tareas como el despliegue, escalado y administración de aplicaciones, brindando flexibilidad y portabilidad a través de diferentes entornos de nube.

Con Kubernetes, puedes definir el estado deseado de tus aplicaciones y permitir que el sistema se encargue de llevar las aplicaciones a ese estado deseado, incluso en entornos altamente distribuidos y en constante cambio. Utiliza un modelo de programación declarativo, donde defines las especificaciones de los recursos (como pods, servicios y volúmenes) y Kubernetes se encarga de llevar el sistema a ese estado deseado.

¿Qué es OpenShift?

OpenShift es una completa plataforma de contenedores que se basa en Kubernetes. Es desarrollada y mantenida por Red Hat y proporciona una capa adicional de valor agregado sobre Kubernetes. OpenShift simplifica la implementación y administración de aplicaciones en contenedores, brindando una experiencia más intuitiva y centrada en el desarrollador.

Además de las funcionalidades ofrecidas por Kubernetes, OpenShift agrega características adicionales como la integración con herramientas de CI/CD, un marketplace de aplicaciones preconstruidas y una interfaz de usuario amigable para la administración y supervisión de aplicaciones.

OpenShift también incluye el concepto de "proyectos", que permiten a los equipos organizar y compartir recursos de manera aislada. Esto facilita la colaboración y la implementación de políticas de seguridad y control de acceso en entornos de desarrollo y producción.

En resumen, OpenShift es una plataforma que se basa en Kubernetes y agrega características adicionales para mejorar la experiencia del desarrollador y la administración de aplicaciones en contenedores.

Continúa leyendo para descubrir las notables diferencias clave entre estas dos plataformas y cómo pueden afectar tus decisiones al seleccionar una solución para tus proyectos.

Comparación de arquitecturas

Ahora que hemos comprendido las definiciones básicas de Kubernetes y OpenShift, es hora de adentrarnos en la comparación de sus arquitecturas. Comprender las diferencias arquitectónicas es esencial para tomar decisiones informadas sobre cuál de las dos plataformas se ajusta mejor a tus necesidades.

Ambas plataformas se basan en una arquitectura orientada a microservicios y utilizan conceptos similares, como pods, servicios y controladores. Sin embargo, existen algunas diferencias notables en cómo se estructuran y operan internamente.

En Kubernetes, la arquitectura central se compone de los siguientes componentes clave:

  1. Nodo (Node): Es la máquina individual en la que se ejecutan los contenedores. Cada nodo tiene un agente llamado kubelet que se comunica con el controlador maestro (master) de Kubernetes y gestiona los contenedores en ese nodo.
  2. Controlador maestro (Master): Es el cerebro de Kubernetes. Está compuesto por varios componentes, incluyendo el API Server, el Control Manager, el Scheduler y el etcd (un almacén de datos distribuido). El controlador maestro toma decisiones sobre la programación y el estado de los recursos.
  3. Pod: Es la unidad básica en Kubernetes, que puede contener uno o más contenedores relacionados. Los pods son programables y pueden ser escalados y administrados por Kubernetes.
  4. Servicio: Proporciona una abstracción de red estable para exponer los pods y permitir la comunicación entre ellos.

Por otro lado, en OpenShift, la arquitectura se construye sobre la base de Kubernetes y agrega componentes adicionales para proporcionar una experiencia de desarrollador más rica y funciones adicionales. Algunos de estos componentes incluyen:

  1. OpenShift Master: Es similar al controlador maestro de Kubernetes, pero con características adicionales específicas de OpenShift, como el OpenShift API Server.
  2. OpenShift Node: Es similar al nodo de Kubernetes, pero con agentes adicionales, como OpenShift Router, que permite el enrutamiento de tráfico hacia los servicios expuestos.
  3. Builds: OpenShift ofrece capacidades integradas de construcción y compilación de aplicaciones, lo que facilita la creación de imágenes de contenedores.
  4. Imágenes de origen s2i: OpenShift proporciona un método de construcción automática a partir de código fuente, lo que agiliza el proceso de implementación y actualización de aplicaciones.

Esta es solo una visión general de la arquitectura en ambas plataformas. A medida que profundicemos en las diferencias clave en los próximos apartados, exploraremos más a fondo las arquitecturas y las funcionalidades específicas que ofrecen tanto Kubernetes como OpenShift.

Funcionalidades exclusivas de OpenShift

OpenShift, como plataforma basada en Kubernetes, ofrece una serie de funcionalidades exclusivas y poderosas que agregan valor adicional a la experiencia de desarrollo y administración de aplicaciones en contenedores. Algunas de las funcionalidades destacadas de OpenShift incluyen:

  1. Integración de CI/CD: OpenShift proporciona una integración más profunda con herramientas de Integración Continua y Entrega Continua (CI/CD). Esto permite una implementación más rápida y eficiente de tus aplicaciones, automatizando el proceso de construcción, prueba y despliegue.
  2. Marketplace de aplicaciones: OpenShift cuenta con un marketplace de aplicaciones preconstruidas, lo que facilita la implementación de servicios y componentes adicionales en tus aplicaciones. Puedes encontrar y utilizar una amplia variedad de servicios y complementos listos para usar, lo que acelera el desarrollo de aplicaciones.
  3. Interfaz de usuario amigable: OpenShift ofrece una interfaz de usuario intuitiva y fácil de usar que simplifica la administración y supervisión de aplicaciones. Esta interfaz proporciona una vista clara y centralizada de los recursos, lo que facilita la gestión y el monitoreo de tus aplicaciones en contenedores.
  4. Proyectos: OpenShift introduce el concepto de "proyectos", que permite a los equipos organizar y compartir recursos de manera aislada. Esto facilita la colaboración y la implementación de políticas de seguridad y control de acceso en entornos de desarrollo y producción.

Estas funcionalidades exclusivas de OpenShift son aspectos clave que lo diferencian de la plataforma base de Kubernetes y lo convierten en una opción atractiva para aquellos que buscan una experiencia más completa y centrada en el desarrollador.

Ventajas de Kubernetes en comparación con OpenShift

Si bien OpenShift ofrece características adicionales, Kubernetes también tiene sus propias ventajas distintivas que lo convierten en una opción popular para la orquestación de contenedores. Algunas de las ventajas de Kubernetes en comparación con OpenShift incluyen:

  1. Flexibilidad: Kubernetes es una plataforma de orquestación de contenedores de código abierto, lo que significa que es altamente flexible y se puede adaptar a diversas necesidades. Puedes personalizar y extender Kubernetes para satisfacer los requisitos específicos de tu infraestructura y aplicaciones.
  2. Amplia adopción y comunidad: Kubernetes cuenta con una amplia adopción en la industria y una comunidad activa y en crecimiento. Esto se traduce en una amplia gama de recursos, documentación y herramientas disponibles, así como una gran cantidad de contribuciones y soporte de la comunidad.
  3. Portabilidad: Kubernetes se ha convertido en un estándar de facto en la orquestación de contenedores, lo que significa que tus aplicaciones y configuraciones de Kubernetes son altamente portables. Puedes ejecutar tus aplicaciones en diferentes proveedores de nube o en entornos locales sin tener que realizar cambios significativos en tu infraestructura.
  4. Ecosistema de herramientas: Kubernetes cuenta con un ecosistema maduro de herramientas y complementos, lo que facilita la integración con otras tecnologías y servicios. Puedes aprovechar herramientas de monitoreo, registro, seguridad y muchas más para mejorar y ampliar la funcionalidad de tu entorno de Kubernetes.

Estas ventajas de Kubernetes lo convierten en una opción sólida para aquellos que valoran la flexibilidad, la portabilidad y el respaldo de una comunidad activa en el ámbito de la orquestación de contenedores.

Escalabilidad y rendimiento

La escalabilidad y el rendimiento son aspectos cruciales a considerar al elegir entre OpenShift y Kubernetes. Ambas plataformas ofrecen capacidades para escalar aplicaciones en contenedores y asegurar un alto rendimiento. Sin embargo, existen algunas diferencias importantes en cómo abordan estos aspectos.

En Kubernetes, la escalabilidad se basa en el concepto de pods y la capacidad de escalar horizontalmente agregando más réplicas de los pods. Kubernetes tiene un enfoque robusto y flexible para la escalabilidad, permitiendo ajustar automáticamente el número de réplicas de un pod según la demanda de la aplicación. Esto se logra mediante el uso de controladores de escalado, como el Horizontal Pod Autoscaler (HPA), que monitorean las métricas de rendimiento y ajustan dinámicamente el número de réplicas.

Por otro lado, OpenShift aprovecha la escalabilidad proporcionada por Kubernetes y agrega sus propias funcionalidades. OpenShift permite una configuración más sencilla y centralizada de la escalabilidad mediante el uso de Plantillas de escalado (Scaling Templates). Estas plantillas permiten definir políticas de escalado predefinidas para aplicaciones específicas, lo que facilita la gestión de la escalabilidad en entornos más complejos.

En términos de rendimiento, tanto Kubernetes como OpenShift están diseñados para ofrecer un alto rendimiento en entornos de contenedores. Ambas plataformas utilizan tecnologías como cgroups y namespaces para aislar y gestionar eficientemente los recursos de los contenedores. Además, ambas plataformas admiten integración con servicios de equilibrio de carga y almacenamiento distribuido, lo que contribuye a un mejor rendimiento y disponibilidad de las aplicaciones.

En resumen, tanto Kubernetes como OpenShift brindan opciones sólidas en términos de escalabilidad y rendimiento para tus aplicaciones en contenedores. La elección entre ellas dependerá de tus necesidades específicas y la complejidad de tu entorno.

Comunidad y soporte

La comunidad y el soporte son aspectos clave a considerar al seleccionar una plataforma para tus proyectos en contenedores. Tanto Kubernetes como OpenShift cuentan con comunidades activas y sólidos programas de soporte.

Kubernetes tiene una comunidad de desarrollo muy activa y una amplia adopción en la industria. Esto significa que hay una gran cantidad de recursos disponibles, incluyendo documentación, tutoriales, blogs y foros de discusión donde puedes encontrar respuestas a tus preguntas y soluciones a tus problemas. Además, Kubernetes cuenta con el respaldo de grandes empresas de tecnología, lo que garantiza un sólido soporte técnico y actualizaciones regulares.

Por su parte, OpenShift también cuenta con una comunidad activa y en crecimiento. Además, Red Hat, la empresa detrás de OpenShift, ofrece un soporte empresarial completo para sus productos, lo que incluye servicios de asistencia técnica, actualizaciones de seguridad y acceso a recursos exclusivos. Esto puede ser especialmente valioso si buscas una solución integral y confiable respaldada por una empresa establecida en el mercado.

En términos de soporte comunitario, ambas plataformas cuentan con comunidades comprometidas que pueden ayudarte en la resolución de problemas y compartir mejores prácticas. Puedes participar en grupos de discusión, reuniones virtuales y conferencias para ampliar tus conocimientos y conectarte con otros usuarios de Kubernetes y OpenShift.

En conclusión, tanto Kubernetes como OpenShift tienen comunidades activas y sólido soporte, lo que brinda un respaldo importante a la hora de utilizar estas plataformas en tus proyectos en contenedores.

¿Qué elegir, Openshift o Kubernetes?

En conclusión, tanto Kubernetes como OpenShift son plataformas poderosas y populares para la orquestación de contenedores. Cada una tiene sus propias características y funcionalidades distintivas, y la elección entre ellas dependerá de tus necesidades específicas y preferencias.

Si estás interesado en aprender Kubernetes, te recomendamos encarecidamente nuestro curso de Kubernetes. Este curso te brindará un conocimiento sólido sobre los conceptos fundamentales de Kubernetes, su arquitectura, la implementación de aplicaciones y la gestión de clústeres. Aprenderás a desplegar y escalar aplicaciones de manera eficiente, y obtendrás habilidades prácticas para trabajar con esta plataforma ampliamente adoptada.

Por otro lado, si deseas profundizar en OpenShift y aprovechar al máximo sus funcionalidades exclusivas, te invitamos a participar en nuestro curso de OpenShift. A través de este curso, aprenderás cómo utilizar las características únicas de OpenShift, como la integración de CI/CD, el uso del marketplace de aplicaciones y la administración avanzada de proyectos. Te proporcionaremos las habilidades necesarias para implementar y gestionar aplicaciones en OpenShift de manera efectiva.

Ya sea que elijas Kubernetes o OpenShift, te aseguramos que nuestros cursos te brindarán un valioso conocimiento y te prepararán para enfrentar los desafíos del mundo de la orquestación de contenedores. ¡Inscríbete en nuestros cursos y comienza tu viaje de aprendizaje hoy mismo!

Contáctanos
Contáctanos

Solicita la información que necesites

Facilítanos tus datos y uno de nuestros asesores se pondrá en contacto contigo, para informarte sobre el curso que mejor se adapta a tus necesidades. Todas nuestras formaciones se pueden bonificar hasta el 100%, a través de FUNDAE, sujeto a realizar la formación a través de la empresa y a tener crédito disponible. Tenemos diferentes modalidades de formación; Online o Aula Virtual Personalizada, a medida